El primer refuerzo del Celta en diciembre es un estorbo (Aspas hundido)

Con el equipo hundido nuevo problema para el conjunto celeste

El RC Celta se movió mucho el pasado mercado estival con el objetivo de rodear a Aspas de los mejores jugadores posibles y evitar así pasar tantos apuros como el curso pasado. Sin embargo la realidad es bien diferente y el equipo vuelve a estar hundido en la tabla. Primero con Escribá y luego con Óscar García, los resultados no mejoran y la amenaza del descenso sigue ahí.

El club confía en que un par de movimientos en el mercado invernal sirvan para sacar adelante esta situación, pero lo que no esperaban en que el primer refuerzo del 2020 fuera a ser un antiguo futbolista de la plantilla como Emre Mor. El atacante turco fue cedido al Galatasaray hasta final de temporada, pero los turcos pretenden devolverlo ya mismo.

Emre Mor Celta

Los enanos crecen y el Celta puede verse otra vez con un jugador cuya rebeldía le ha podido costar su carrera. En su día fue considerado como uno de los jóvenes con mayor proyección del fútbol europeo, pero en ningún momento ha sabido gestionar todos esos halagos y a sus 22 se encuentra sin rumbo y cerca de desperdiciar otra oportunidad.

Así, el Celta espera convencer al Galatasaray de que al menos sigan con Emre Mor lo que resta de curso, porque en caso contrario sería meter una bomba de relojería en un vestuario que ya está a punto de explotar. Veremos cómo acaba todo, pero lo que está claro es que el conjunto celeste tiene aún mucho trabajo por delante.

¿Tapa a Nolito?

Emre Mor Celta

Las altas pretensiones del Sevilla FC y del propio jugador a nivel de salario impidieron que el RC Celta pudiera pujar por Nolito el pasado verano. Sin embargo la crítica situación del equipo ha provocado que el cuadro gallego esté dispuesto a volver a la carga a por él en enero, sobre si se concreta una venta que está en marcha y que permitirá al club obtener liquidez.

Hablamos de Stanislav Lobotka, por el que el Nápoles está dispuesto a hacer un esfuerzo en el mercado invernal. El cuadro italiano no llegará a los 50 millones de euros de su cláusula de rescisión, pero sí a unos 30 millones que el RC Celta puede utilizar posteriormente para hacerse con los servicios de Nolito, al que el Sevilla FC sigue sin renovar.

Temas:
¿Quieres compartir esta noticia?
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on telegram