El problema de Zidane en el Real Madrid es sentimental

Sus futbolistas de confianza no logran dar la talla

Esto es solo el comienzo, con apenas una jornada de Champions y cuatro de Liga, han desnudado la mala gestión del Real Madrid. Por segundo año consecutivo los aficionados blancos vigilan y con preocupación cómo acabará el curso aunque estamos aun en septiembre.

Y es que todo nace de dos errores, por una parte de la directiva y por otra, del entrenador. Popularmente está conocido que las segundas partes siempre o casi siempre defraudan, y la segunda parte de Zidane se avecina desastrosa, con síntomas detectadas desde el pasado curso, donde el galo ya dejó muchas dudas sobre su gestión del primer equipo y en la que la afición se aseguró que la flor de Zidane ya dejo de brillar.

Zidane

Zidane es un entrenador carismático, con un fuerte carácter y muere con sus principios, pero el problema de Zidane consiste en esos principios, es sentimental, es un entrenador que quiere rodearse de sus patriotas y gente de su cultura, y el ejemplo lo tenemos en Courtois, Mendy, Varane, Hazard, Benzema, y el ultimo en aterrizar, Areola.

Dirán que Varane, Courtois y Benzema no los fichó Zidane, eso es cierto, pero Zidane los defiende a muerte aunque estén en baja forma. El guardameta  belga Courtois ahora mismo está en el ojo del huracán y sigue siendo el preferido del entrenador galo, además, Zidane no animó a la directiva a apostar por Van De Beek o por Eriksen, porque solo quería a un jugador, el francés Paul Pogba.

Entendemos que un entrenador se quiere rodear de futbolista que le entiendan fácilmente o que sean de la misma escuela, como hizo Mourinho en su etapa en el Madrid o en el Chelsea cuando armo una verdadera colonia portuguesa. Pero la gente que aconseja a Zidane o quien le ayuda en su gestión debe entender que esto es el Real Madrid, y el Real Madrid no acepta experimentos, el Real Madrid vive de resultados, títulos y de estrellas.

A falta de una verdadera estrella, con permiso de hazard, que de momento solo vemos a un tío rellenito que no le sale nada en el campo, Zidane está obligado a remontar esta situación, porque aunque seas el entrenador de las tres Champions consecutivas, no se permitirá otro año en blanco para los de Concha Espina.

© Copyright 2019 GOL digital ·