Han caído con argumentos más claros y una economía mucho más consistente

Hace mucho tiempo ya que la banda derecha defensiva del FC Barcelona viene pasando atravesando numerosos inconvenientes. La marcha de Dani Alves fue la catapulta a un estigma que sigue marcando a los cuerpos técnicos y afición por igual. Semedo, uno de los últimos en llegarha sido la fiel muestra de ello, y para este instante se empiezan a barajar diferentes alternativas en su nombre.

Lo primero había sido ponerlo en disputa por un intercambio de cosmos, que tenía como protagonistas tanto a Joao Cancelo como a Mattia de Sciglio. Aunque tal parece la dirección a tomar será otra, y el efecto que se busca sea llenar el espacio que deje con un jugador de proyección a bajos costos de inversión.

Nélson Semedo

El elegido juega en Holanda

Su nombre es Sergiño Dest, es americano y tiene tan solo 19 años. Juega para el Ajax de Ámsterdam y esta temporada ha hecho de sus delicias el mejor argumento para establecerse en la élite. Poco ha durado para convencer a Erik Ten Hag, al punto que por intermedio de la crítica habitual se ha establecido que se trata de un jugador con proyección absoluta para brillar al máximo nivel en cualquier liga del mundo.

De inmediato, y con este espectacular recorrido han saltado a escena algunos depredadores. El PSG el más famoso de ellos, que previendo la fuga de Thomas Meunier, se ha puesto en la tarea de ir a buscar al joven talento con un poder de convicción certero basado en los montos o cifras finales.

La estrategia del Barça con Sergiño Dest incluye un as bajo la manga

Dadas estas circunstancias, es inevitable pensar lo peor, más que nada porque se trata de un club en el plano monetario con mayores argumentos actuales. Pero con lo que no cuentan en París es con el enorme apego de conceptos que tienen los culés con el Ajax, instituciones emparentadas desde el paso de Cruyff y el establecimiento de un adn característico.

Sergiño Dest

Hoy es normal entenderlo, y para estos tiempos que corren los 20 kilos de su traspaso no son un hecho determinante. Vale más la percepción que puedan emitir desde las altas esferas claramente inclinadas a dar por hecho el paso del campeón tulipán al campeón español. Sergiño conoce y entiende de lo que se viene hablando, contento y emocionado ha dado el sí, de aquí en adelante lo definen Abidal y Bartomeu.

Síguenos en Google News