El Racing, ante una junta de accionistas incierta