El Racing de Santander razón de Quique Setién para separar su camino junto a Eder Sarabia

El cántabro tiene intención de poner remedio a la difícil situación que atraviesa el equipo de su vida

Hay cosas que el dinero no puede comprar, como el amor por el club de la tierra. Quique Setién lleva en el corazón al Racing de Santander y parece que se ha hartado de ver lo que hacen los propietarios actuales del equipo cántabro. Ahí quizás radique una de las razones por las que Eder Sarabia, su inseparable segundo, ha comenzado a volar solo.

Ya hemos conocido esta semana que Eder Sarabia ha fichado por el Andorra, equipo de Gerard Piqué, para hacerse cargo de su primera experiencia en solitario en los banquillos. Es cierto que a todo aprendiz le llega el momento de lanzarse. Y Eder Sarabia tenía muchas ganas.

Quique Setién Rscing
Quique Setién charla con Tuto Sañudo

El Racing preocupa y mucho a Setién

Sin embargo, hay un factor que ha terminado por separar definitivamente a Quique Setién de Eder Sarabia. El amor por el Racing de Santander. El ex técnico del FC Barcelona, con mucho tiempo para pensar ahora, está en su tierra. Y en su tierra hay una cosa que no marcha nada bien y que empieza a preocupar mucho a Setién.

El Racing de Santander, donde Quique Setién ofreció los mejores años de su vida como futbolista desde su formación hasta su consagración, atraviesa una de las épocas más delicadas de su historia. El equipo anda a la deriva, en Segunda B, con una gestión cada vez más inquietante.

Quique Setién quiere devolver la gloria al Racing

Pero Quique Setién quiere devolver la grandeza a su Racing de Santander. Tanto que ha reunido a un grupo de empresarios en su nombre para que se entrevisten con el Grupo Pitma, poseedor actual del paquete mayoritario de acciones del Racing de Santander.

La idea de Setién es recuperar un club a la deriva. Instalar de nuevo los valores que siempre le han caracterizado y devolver la ilusión a una afición harta de tanto ir y venir. Un equipo de la solera del Racing de Santander no puede seguir un minuto más en las manos equivocadas y Quique Setién está empeñado en lograrlo.

Racing Riki