El RC Celta quiere repetir fichaje a lo Santi Mina en el Valencia CF

Se puede repetir la historia, en medio de un momento cumbre para los implicados en lo deportivo y lo económico

Hace un tiempo, y cuando el Celta de Vigo decidió emprender la negociación por Santi Mina, las expectativas eran demasiado altas, la figura del Valencia CF estaba en su mejor momento y lo ha revalidado. Hoy, pese a que el panorama es completamente distinto, sigue estando muy bien cotizado, y avalado por la gestión del director deportivo que ha encontrado el camino en la capital del Turia.

Celta sabe que necesita empezar a movilizar ciertos aspectos, dado el crecimiento que se le ha visto, pero sobre todo por la lesión de Iago Aspas. Su líder, capitán y emblema ha caído y estará al menos tres semanas de baja para este momento de la temporada. De manera que habrá que encontrarle la vuelta, y salir al mercado en busca de opciones de valor.

Santi Mina
Santi Mina pletórico tras haber convertido un gol con la elástica del Celta

Valencia tiene muchas debilidades para el Celta, al igual que Santi Mina, en ataque y con muchas opciones de partir

Revisando caso por caso, se ha llegado a la conclusión de que Rubén Sobrino es la alternativa más fiable del momento. Dado que no cuenta con muchas opciones en el esquema del entrenador se ha emitido la posibilidad de que ponga marcha rumbo a otro sitio. De inmediato las alarmas se encendieron y otros valores como el Cádiz ya le habrían puesto el ojo encima.

Lo que sucede es que la destitución del director deportivo de la entidad amarilla, Óscar Arias, ha acabado finalizando todo. De hecho, Cervera, su entrenador, había destapado ante los medios su afán por contar con él. Le comparó incluso con Fernando Torres por características de juego y por el amor a cada pelota que enfrenta. Una debilidad que se complica, ahora con el cuadro celtista en la puja de acuerdo a capacidad económica y por posición en la tabla.

Con el número bajo de actuación y la petición de Coudet, todo indica que acabará firmando cuanto antes

El periodo de fichajes de invierno ha arrancado y con el todo este mar turbulento de especulaciones. Lo cierto es que Rubén Sobrino está justo ahí, a la espera de lo que pueda suceder en su caso en particular. La idea de marcharse al Celta le seduce y más ahora que la revolución deportiva se ha dado, más allá de la dura derrota de ayer ante un equipo de segunda B.

Solo 155 minutos disputados en esta temporada, reflejados en seis encuentros detallan lo que es su momento en particular. El contrato que le una al club ché va hasta junio de 2022, eso quiere decir que está a nada de empezar a sondear este hecho, con números que tienden ir a la baja. Desde el planteamiento está listo, solo restan detalles de contacto y acuerdos entre partes.

Iago Herrerin