No hay nada que hacer en este caso, el futuro del colombiano está decidido

Sigue pasando el tiempo y el futuro de uno de los jugadores que ha llegado a Chamartín con mayores expectativas sigue estando en el aire debido a una serie acumulada de motivos. James Rodríguez, goleador del mundial en Brasil 2014, ha regresado al Real Madrid esta campaña tras un periplo en el Bayern de Múnich que tampoco es que le haya significado muchos despejes positivos que digamos.

Ahora, conscientes de que necesitan acomodarse a la nueva tendencia de opciones, y al mercado en la manera que está estipulado, han visto una nueva oportunidad de usurpar lugares de privilegio con su nombre. Más concretamente debido a la petición de posibilidades de un grupo de clubes, que buscan aprovechar la coyuntural situación para llevarse el gato al agua por un precio razonable.

James Rodríguez

El primero en aparecer en esta selecta lista ha sido el Nápoles. El cuadro del sur de Italia lleva al rededor de temporada y media tras la cacería que al parecer se había frenado por la crísis del club celeste. De ahí en más han aparecido otros contendientes como es ahora el señalamiento del Everton, un equipo que estaría en un principio dispuesto a igualar el pedido de Florentino, 40 millones de euros.

James y Ancelotti destinados a estar en el mismo bando

Hablar del precio es hablar de un pasaporte de salida específico, pues es claro que el valor que han fijado los merengues está a la mano de cualquiera que quiera y tenga la posibilidad de concretarlo. Es la mitad de lo que costó en su momento, y nada más apegado a la realidad, no juega y tampoco hace parte de los planes que Zinedine Zidane tiene para el equipo.

Carlo Ancelotti ha detectado ese problema y no ha dudado un segundo en advertir su fichaje como una gran posibilidad. Además de la calidad que posee el jugador colombiano, se puede añadir que de la mano del italiano siempre saca su mejor versión y es de por sí ese el mayor punto en favor que tiene este momento.

Carlo Ancelotti

Le han ofrecido un contrato a 4 años al de Cúcuta, además de un cupo en el equipo principal y la posibilidad de moverse en una Liga competitiva, dinámica y con un impacto en la escena mundial bastante importante. Él sabe que está ante una enorme posibilidad y el presidente merengue lo respalda, si pagan la cifras que ha expuesto se lo llevan, esa es la conclusión final que destapa este tema.

Síguenos en google news