Lo ha hecho en momentos estos decisivos, aunque los valores estén tirados a la baja

A los directivos del Real Madrid se les ha valorado toda su vida por ser decididos y bastante acordes a todo lo que tiene que ver en relación a la confección de su equipo. Desde que está Florentino Pérez al frente los números nunca han sido un problema, pero es claro que la actualidad no da para tirar cohetes. Así lo han dejado en claro cuando se les ha preguntado por Paul Pogba, el deseo más reprimido de Zidane desde que es entrenador de la entidad de la capital.

Quieren a toda costa hacerse con el centrocampista campeón del mundo con Francia. Sin embargo, las altas peticiones del Manchester United han interrumpido los acercamientos en hasta 4 oportunidades, dejando un saldo negativo en lo que tiene que ver con las relaciones bilaterales. Hecho que no ha enterrado el deseo, es más, lo ha venido fortaleciendo al punto de dejarlo impreso como un reto.

Paul Pogba

Para dar moldura a un centro de la cancha más físico, con doble propósito y flexible se ha incluido al ex de la Juventus, sabiendo de antemano que aplicando estos conceptos es uno de los mejores en el mundo. La última oferta del conjunto merengue ronda los 78 millones de euros, y esperan una respuesta de acá a que se de el inicio del mercado estival extendido por culpa de la propagación del coronavirus en el mundo.

La pelea es con la Juventus según indican los expertos

Esta decisión de tirar a la baja la oferta final del equipo tiene que ver con muchas razones. La primera es que el mercado va a ver una afectación natural por los hechos mencionados, la segunda acerca un tema más directo y es con la estructura dirigencial y sus alcances, y por último está la lucha con Juventus.

Los italianos son hasta acá el equipo más peligroso en esa lucha por quedarse con el francés de 27 años. Han dejado ver sus armas y aparte de la oferta económica han dejado ver que tienen disposición de soltarle algunos jugadores al United como forma de pago, tema que hasta acá el Madrid parece haber escondido.

Zidane / EFE

Tendrá mucho que ver la percepción del jugador mismo, aunque eso sea uno de los puntos más dubitativos de la actualidad. Pogba ha dejado ver intensiones con los dos, por un lado por Zidane y su proyecto, y por el otro el amor que le deja ver a ola afición bianconeri. La expectativa sigue al alza, más allá que los valores digan otra cosa.

Síguenos en google news