El Real Madrid mira al Betis para relevo de Casemiro

Ya le han identificado, y basado en sus números han decidido empezar a presionar más

Casemiro en el alma defensivo del Real Madrid, no tiene en su plantilla un futbolista capaz de cumplir con su función y que tenga entre sus herramientas la dinámica para destruir y construir, de manera que ubicar un relevo es una de las tareas más complejas que existen. Al grupo de trabajo que cubre e Florentino Pérez ya le ha tocar lidiar con este hecho, y han entendido que no necesitan ir lejos para suplirlo.

En la nómina del Real Betis Balompié está un jugador que no solo cumple con ese rol, sino que además viene creciendo en su rendimiento cada jornada. Se trata de Guido Rodríguez, un acierto por donde se le mire a Antonio Cordón, el gestor de su llegada a Andalucía. Desde que superó las críticas y encontró su lugar no ha parado de dar buenas noticias, elevando su influencia en el equipo y el valor del mercado.

Casemiro
Casemiro celebra una anotación con el Real Madrid

Con un relevo así para Casemiro están seguros en Concha Espina de poder convencer a Zidane de su continuidad

Una de las grandes dudas era esta, y es que Zidane basa todo su esquema en el brasileño. Su partida era un motivo para decir adiós a la dirección técnica del club, y ahora más que nunca ellos no están dispuestos a escuchar esa posibilidad con tal de convencerle. Guido ha hecho una temporada fantástica, siendo el eje del medio campo y saltando por encima de la línea defensiva.

Es el jugador clave para mantener el orden, y con el balón en sus pies es decisivo. Cumple perfectamente con su función de relevo en posiciones defensivas, y tiene la suficiente claridad para filtrar todas las pelotas en el eje del campo. Para Pellegrini es un titular inamovible, y ya en ese nivel la grandeza del Real Madrid no le ha dejado pasar por alto.

El valor de Guido Rodríguez es ahora el tema a tratar

Pero como todo en este contexto, lo que va a definir la viabilidad de la potencial negociación ha de ser el valor final del traspaso. De los 20 millones que vale según una página especializada el Betis no va a fiarse. Ellos creen conveniente fijar su salida en nada menos que el precio estipulado por motivo de su cláusula de resicisión.

Esta dice que el argentino cuesta 60 millones de euros. Esto no solo les limita, sino que les permite enviar un mensaje contundente, que es la influencia del jugador y las pocas ganas de salir de él. A Real Madrid le hará falta más que dinero, tendrá que convencer primero al jugador y luego al club para poder superar todas las barreras impuestas.

Toni Kroos