El Real Madrid pendiente de Ceballos para firmar al siguiente galáctico

Con Ceballos de por medio se podría negociar en los próximos días el pase de Christian Eriksen en el Real Madrid

Persiste la novela de Real Madrid con Paul Pogba, jugador que ha logrado lo que pocos han conseguido, mantener la expectativa alta pese a las grandes negativas que ha dado su equipo, el Manchester United. Pero Florentino lo sabe, las opciones son escasas y por ende ha disminuido la presión, dejando abierta su segunda opción, la de Christian Eriksen.

El jugador del Tottenham supone una negociación mucho más limpia, con menos condimentos de por medio y con un Sí definitivo tanto el club como de él mismo. De hecho Florentino lo prefiere, sabe que con él sus movimiento serán más seguros y de paso se quita la piedra de su espalda que supone pagar 180 millones de euros.

Dani Ceballos

Además de ello, fichar a Pogba se traduce en un gran lío al interior del club, ya que éste reclama al menos, una ficha igual a la que maneja en Manchester, que es de 17 millones entre fijos y variables, una cifra mucho más alta que la de las vacas sagradas, que podrían entrar en rebelión en caso de darse.

Ceballos rebajaría en 40 millones el fichaje de Eriksen

Por tanto, y teniendo en cuenta lo conflictivo que puede llegar a ser Pogba, el presidente merengue ha preparado un trueque mucho más conveniente que un fichaje directo, el de Ceballos, descarte de Zidane, por Eriksen más 60 kilos. Se sabe de antemano que por el danés la escuadra londinense reclamaría 100 millones, pero teniendo en cuenta el deseo que existe por el hombre de la selección española, podrían rebajar el coste en al menos 40, su valor de mercado.

Mauricio Pocchetino lo ha pedido, sabe de sus condiciones y lo que puede aportar desde su posición en el centro de la cancha, que junto a Wanyama y Sissoko, podrían armar un tridente de gran potencia y buen manejo de pelota en caso de concretarse la partida de Eriksen, la máxima estrella hasta acá del subcampeón europeo.

Eriksen Barcelona

Pero dicho todo esto la alerta ya se emitió, y en voz de su representante, el danés ha afirmado entrar en zona roja, ya que no quiere esperar más y está pendiente de una resolución temprana de su situación, de hecho ya buscó casa y colegio para sus hijos en Madrid, además tiene en mente pedir el dorsal 23, el mismo que usa Michael Jordan.

© Copyright 2019 GOL digital ·