Histórico dentro del club, da muestras de lo que podría hacer si es que finalmente le brindan la oportunidad

Zinedine Zidane tuvo su gran oportunidad de escaparse a los rumores de partida justo antes del parón obligatorio. Lamentablemente la irregularidad le ha jugado una mala pasada, cediendo el liderato de LaLiga ante el FC Barcelona y perdiendo en casa la oportunidad de sacar ventaja en el choque de ida ante el Manchester City por los octavos de final de la UEFA Champions League.

Todo eso le han devuelto la intranquilidad a la gente, a los directivos y al mismo Zidane. Replantear su continuidad va mucho más allá de eso, es más, va más allá de lo que se llegó a pensar y por tanto las palabras de algunos históricos más allá de ser opiniones, empiezan a recabar profundo en la mente del presidente.

Zidane / EFE

El último en salir a hablar sobre el tema ha sido Roberto Carlos, que junto a su amigo y ex compañero Julio Baptista han recordado para un medio algunas anécdotas del pasado. Concretamente han hablado del título del 2006, y de cómo pudieron sobreponerse a lo que se veía venir, un FC Barcelona imponente, al que además le han acabado ganando en su campo con un golazo de la ‘Bestia‘.

Roberto Carlos se derrama en elogios por la plantilla actual

Parte de la especulación tiene que ver con lo que han dicho, en especial el ex lateral izquierdo, una de las figuras más recordadas en el club. Directamente sobre la plantilla ha manifestado que tienen enorme calidad, y resalta la nueva sangre brasileña por encima del resto en medio de un concepto técnico.

Del primero que ha hablado es de Vinícius Júnior. El atacante ex Flamengo según Roberto Carlos ya ha mostrado su calidad. El gol en el clásico y la influencia que viene mostrando a lo largo de la temporada le dan los suficientes argumentos para mantenerse, y colgarse con el rótulo de figura a tener en cuenta de acá a las proyecciones que se tengan en mente.

Roberto Carlos
Roberto Carlos

Rodrygo y Reinier son otras dos alternativas muy interesantes. De Rodrygo afirma que está evolucionando y tiene en sus pies una mina de oro. Con Reinier más prudente, cree que será importante, pero no deja de valorar que ya sea figura con el Castilla pese a lo poco que tiene de haber firmado. Todo esto habla de sus aspiraciones como entrenador, y al que no deja de hacerle guiño si es que el merengue le hace la invitación. Cartel y respeto lo tiene todo. Veremos.

Síguenos en google news