El Real Madrid quiere al cerebro de Brasil en Tokio 2020

A precio asumible el cuadro merengue puede sumar uno de los talentos emergentes más imponentes del mundo

Si algo caracteriza a los jefes máximos del Real Madrid es la ubicación de talento en contextos complejos, de ahí que han identificado en la apertura de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 a su siguiente objetivo de verano. Se trata de un mediocampista defensivo, un pivote que sea capaz de ayudar y poner la mano a Casemiro.

El elegido es Bruno Guimarães, el hombre del Olympique de Lyon que ha transformado la posición gracias a su excelente compostura técnica en esa zona del campo. Es el típico jugador talentoso y que en este momento está siendo analizado para acercar posturas en medio del mercado estival. Jugador que ha dejado impresionados a todos, incluido Carlo Ancelotti.

Bruno Guimarães
Bruno Guimarães apunta a ser el jugador de mayor influencia en la nueva era del Real Madrid

Remplazo ideal para Casemiro en el Real Madrid identificado en Tokio 2020 parece dispuesto a asumir el reto

La prensa de todos los sitios lo han catalogado como mucho más que un 5, o pivote. Es un jugador con una riqueza técnica envidiable, además de mostrarse como la revolución de un centro del campo en todo orden. Bruno Guimarães sabe cortar, recula en su zona, aprieta con presiones, sabe distribuir, entiende el juego y se asocia para llegar a campo rival y rematar con libertad.

Por su manera de jugar ha elevado el nivel competitivo de Brasil en los juegos donde ha iniciado sin problemas venciendo a la siempre poderosa Alemania. Además, es joven, y con apenas 24 años tiene un futuro impresionante. De hecho ha sido sondeado por otros gigantes, llegando a resaltar por su singular manera de posicionarse y llevar el orden con liderazgo.

A punto está Florentino Pérez de lograrlo

Este es el típico de formatos que a Flo le gusta afrontar. Jugadores con alta riqueza técnica y que no estén aún en la élite para poderlos sumar a un precio moderado. Bruno podría ser la piedra angular de una re estructuración defensiva en el mediocampo, con alta dosis de talento para asomarse a la ventana de los que siempre pujan por quedarse con los títulos de mayor relevancia en el planeta.

Se espera en esta semana que viene adelantar el tema, y poder acercar posturas. De momento es el representante el que está llevando el peso del trato, ya que el jugador está concentrado en su participación los Brasil. De manera que si se logra se cierra un círculo en una orientación que tiene un ritmo asegurado.

Dani Carvajal