Todo por una nueva dirección que parecen tomar en el ámbito de los fichajes del futuro cercano

Para el FC Barcelona la salida de Philippe Coutinho se ha convertido en una necesidad primordial. El mediocampista brasileño no cuenta para los planes del club, más si para los de Setién y tiene vía libre de negociar con cualquiera que sea se interesase por sus servicios. Pero en las últimas horas se ha conocido que Real Madrid tendría mucho que ver con la caída de una de sus alternativas, todo porque tendría como ancla a uno de sus cracks.

Al parecer y como se ha venido diciendo, el Newcastle es el más opcionado de todos para llevarse el gato al agua en cuanto al brasileño de 27 años. Según afirman varios medios de las islas, los nuevos millonarios habrían dispuesto dentro de su nuevo caudal económico, una cifra que sustente el hecho de soportar ese hecho, por pedido del que podría ser su próximo entrenador, el argentino Mauricio Pochettino.

Philippe Coutinho

Pero ha aparecido por encima suyo Gareth Bale como una oferta tentadora y han quedado prendados. Iría solo uno, no los dos, pues aparte de la compra producto del pago de sus pases, hay que valorar las fichas que tendrían un efecto negativo en cualquier economía sostenible. Vaya coletazo de Florentino, el principal gestor de este movimiento.

La oferta por Bale supera las expectativas

A pesar que en el comienzo de esta semana se llegó a especular con unas cifras absurdas con relación al ‘Expreso de Cardiff‘, lo cierto es que desde Inglaterra afirman que van a poner sobre la mesa la no despreciable cantidad de 60 millones de euros. Eso además de un pago interesante, para desequilibrar la postura que ostenta actualmente el extremo de 30 años.

Para Bale no era si quiera un hecho relacionado salir de su zona de confort, pero vista la situación, podría estar analizando mejor el panorama. Para que eso se lleve a cabo deberán igualar los ingresos que el galés tiene en Madrid, sobre los 17 kilos netos por temporada. Una de las razones principales por las cuales Florentino llegó a ponerle en el mercado en el orden de los 20 millones para el que quisiera llevárselo.

Gareth Bale

No hay nada definido y esa es una de las cosas que siguen marcando el destino de la operación, pero si está muy por el hecho de poder llevarse a cabo por el agrado evidenciado de las partes. Es la oportunidad perfecta del club para recaudar y liberar, y de las urracas de dar un paso al frente y luchar como lo ha prometido una vez el dinero haga acto de presencia.

Síguenos en google news