El Real Zaragoza se lanza al ataque