El riesgo médico por el que el Gobierno Sánchez desconfina a los niños

Un estudio revela que hay tendencias clínicas que pueden llevar a los niños a la depresión en el confinamiento

Pedro Sánchez está muy atento a una serie de eventos noticiosos que hoy mismo son el boom de los medios en el mundo. Según se ha dejado caer, el gobierno nacional buscaría una manera adecuada de sacar del encierro a los niños y pre adolescentes, cumpliendo con todos los protocolos, evitando así un riesgo mayor que tiene que ver con problemas mentales y de conducta. En este instante el coronavirus es el foco, pero detrás hay cosas que no apoyan muy bien el proceso de aislamiento.

Todo se ha iniciado justamente en la ciudad del epicentro de la pandemia, en Wuhan al centro de China. Varios analíticos del tema se han reunido preocupados por un tema en concreto, la reacción de los menores respecto al encierro y sus consecuencias. Los resultados han sido certeros, la línea media de crísis depresivas se está tomando el entorno.

Pedro Sánchez

Eso habla de cifras por encima de los 26 puntos porcentuales, lo que ha generado una alarma total. Al parecer la dependencia emocional de sus padres, el miedo infundado por la actualidad y otros elementos de conducta, han llevado a que esto se convierta en un punto de referencia. Ya habrá que ver si las medidas pensadas son lo mejor, al menos a lo que España respecta.

La pandemia explota todos los frentes profesionales

Una junta de médicos expertos, epidemiólogos, psiquiatras y demás, han llegado a una conclusión, y es que el confinamiento despierta otras conductas que una vez se re abra la actividad podría derivar en serias consecuencias. El temor al contagio eleva las posibilidades del mismo, ya que mentalmente las personas están mucho más debilitadas.

Ese mismo estudio ha decretado que aquellas personas optimistas están en muchas ocasiones 10 puntos por debajo de quienes mantienen en estado de alerta en sus chances de contraer el virus. Los síntomas empiezan a aparecer antes y eso sin duda impacta grupos sociales de una manera mucho más agresiva que las demás.

coronavirus

Desconfinar como lo han hecho en la provincia de Hubei en China apunta a ser la solución, aunque con el registro de casos diarios y los muertos aportados, quedará clavada la duda si es o no la mejor alternativa. Duro panorama para el gobierno y duro momento para replantear posiciones, en ellos recae parte de la responsabilidad para garantizar la estabilidad de su gente. Atentos.

Síguenos en google news

premio Secret Story