El sextete se convierte en “gabarra”

El Athletic Club derrotó por 4-0 a un desconocido Barcelona y tiene la Supercopa a tiro. Tendrá que certificar el título el lunes en el Camp Nou.
El Athletic de Bilbao demostró que la desconexión del Barcelona en la segunda mitad de la Supercopa de Europa ante el Sevilla no fue algo puntual. El equipo de Luis Enrique pasó como un alma en pena por Bilbao y se llevó un saco de goles en una noche que los bilbaínos recordarán toda su vida.

La sorprendente alineación de Luis Enrique tampoco ayudó a un equipo triste, cansado y que no generó peligro nada más que en un período de cinco minutos del segundo tiempo. Los ‘leones’ salieron a comerse al Barça y lo consiguieron. Una ocasión de Sabin Merino fue el preludio del 1-0. Ter Stegen se equivoca en un despeje de cabeza desde fuera del área y Mikel San José anota desde el centro del campo uno de los tantos de la historia de la Supercopa.

Con el marcador a favor, los de Valverde se lo creyeron. Dominaron a un Barcelona cuyo único bagaje ofensivo se resumió en una falta excepcionalmente lanzada por Messi en el último minuto de la primera parte que Gorka despejó con una parada de mérito. Fue en la reanudación, sin embargo, cuando el Athletic desnudó todos los males del equipo azulgrana. Primero, Aduriz hizo el segundo de cabeza tras una pérdida absurda -la enésima- de Sergi Roberto en el centro del campo. A continuación, el propio ariete vasco hizo el tercero tras un fallo en cadena de la defensa catalana que comenzó con un impropio error de Adriano, desconectado todo el choque.

https://vine.co/v/edLQXYuFZH7

Tan desconectado como Dani Alves, que contribuyó al ‘revolcón’ a su equipo con un penalti absurdo que el propio Aritz Aduriz convirtió en el 4-0.
De ahí al final, un quiero y no puedo constante de un Barcelona irreconocible que sólo había dispuesto de alguna ocasión clara con el 1-0, cuando Pedro remató al larguero y Gorka salvó ante Messi.

El Athletic ya puede ir haciendo hueco en sus vitrinas para un nuevo trofeo. Si no sucede una catástrofe en Barcelona, los bilbainos volverán a sacar la ‘gabarra’.

Athletic Marcelino