El show de Pesadilla en la cocina que desespera a Chicote: “¡Qué horror!”

El chef de La Sexta ha estado a punto de tirar la toalla en el primer restaurante, pues ha visto que la situación con la que tenía que lidiar era completamente irreconducible

Alberto Chicote trata de ayudar y dar consejos en todos los restaurantes que visita en Pesadilla en la cocina. Pero el chef no hace milagros. Hay ocasiones en la que los problemas están arraigados en los protagonistas que, por mucho empeño que ponga, ya no hay nada que hacer. Y eso parecía que iba a ocurrir con el primer restaurante de esta octava temporada, donde los problemas iban mucho más allá de lo que se veía.

En el día de ayer ya comentamos que el primer restaurante que Alberto Chicote visitará será ‘Il Fogon Della Toscana’, situado en Vildecans. Será el jueves cuando podamos disfrutar de este primer programa en abierto, aunque aquellos que tengan suscripción premio a Atresplayer ya pueden disfrutar del preestreno. Un preestreno de Pesadilla en la cocina que no defraudará por todos los líos que ha habido en cocinas.

Pesadilla cocina
Alberto Chicote vivirá una situación límite en su primer restaurante

Chicote, incrédulo en el primer restaurante de Pesadilla en la cocina

En el día de ayer comentamos que en este primer programa de la octava temporada viviremos uno de los momentos más asquerosos. Algo que ya es decir, pues a lo largo de tantas entregas hemos visto todo tipo de cosas. Pero pocas veces hemos visto a un insecto en uno de los platos que el restaurante había servido a una clienta.

Pero esto no es lo peor de todo. Alberto Chicote tendrá que lidiar con un gerente totalmente desquiciado. Un gerente que tira al suelo la vajilla y que discute a plena voz con sus compañeros de trabajo delante del resto de comensales. Algo que incluso desespera a su mujer, quien en más de una ocasión ha dejado entrever que estaba a punto de tirar la toalla con el negocio y con su relación sentimental.

Alberto Chicote descubre el gran problema de Il Fogon Della Toscana

Durante el programa hemos visto momentos de máxima tensión protagonizados principalmente por Jose. Alberto Chicote ha intentado hablar con él y gracias a esta conversación hemos descubierto uno de sus principales problemas. Y es que actualmente tiene una deuda de unos 60.000-70.000 euros. Algo que podría estar provocando el mal funcionamiento de su negocio. Algo que su pareja no sabe.

En una de las múltiples discusiones que Alberto Chicote ha presenciado, ha terminado marchándose asegurando que lo que está viviendo es un “horror”. Asimismo, también hemos visto declaraciones de clientes que han asegurado que nunca han presenciado un espectáculo de tal calibre, pues han visto como los dueños partían la vajilla y discutían a viva voz delante de todo el mundo. No obstante, y como suele ser habitual, Pesadilla en la cocina ha vuelto a tener un final feliz. No solo en el programa, sino también en la actualidad, pues no paran de recibir muy buenas reseñas en Google. Una noticia que ya hemos comentado en ElGolDigital.

First dates Sergi