El sigiloso buen hacer de un portugués: Antunes

Llegó un 31 de enero a Málaga casi sin hacer ruido. Las circunstancias de su traspaso fueron igual de fugaces que el traspaso de Monreal al Arsenal. La misión de Antunes era hacer olvidar al internacional español, para nada tarea sencilla, pero lo cierto es que el portugués se ha adaptado a la perfección al equipo y ya es un fijo en los planes de Pellegrini.
Mangala Osasuna