El Sporting de Gijón convence a Vuckic para dejar el Real Zaragoza

Una reciente contratación estaba dando de baja al tema liderado por el punta esloveno en este momento complejo

Se sigue abriendo el debate acerca del mercado de fichajes de la segunda línea de importancia en el mundo del fútbol en España. La Liga Smartbank ha entregado sus perlas definitivamente cuando se trata de este tipo de casos, y ha emitido que clubes como el Sporting de Gijón y el Real Zaragoza venían compartiendo ciertos detalles, como es por ejemplo el de Vuckic.

Y es que parecía venirse abajo este tema a raíz de la contratación in extremis de Víctor Campuzano. El delantero catalán ha sellado su llegada a la entidad maña a fin de una necesidad en el frente de ataque. Y de paso le ha cerrado las vías a un esloveno que desde su incomodidad estaba pujando por abrir espacio y acomodarse en las banquetas del club rojiblanco.

Jurado Zaragoza
Vuckic impide que el Real Zaragoza fiche

David Gallego pujando y el Zaragoza dilatando le dieron el toque de picante a Vuckic para llegar al Sporting

No son situaciones simples ni mucho menos, al final todo descansa en las habilidades de convencimiento reflejadas siempre en la capacidad de pago que pueda tener un club como relato de convencimiento al otro. Lo cierto es que Haris Vuckic parece haberse decantado y estaría considerando la alternativa de caer de pie en el elenco de Gijón.

Tener más chances de ser de la partida, e influir positivamente en los esquemas determinados por el entrenador serían los motivos suficientes. Eso sí, aguardando a dos esquemas legales, o salir liberado o esperando al cierre de la temporada. Por un lado esto, y por el otro, el análisis de lo que ha sido el mercado mismo para el Sporting, que había dado por finalizado el tema tras la inclusión de Campuzano con un nivel de inversión bien llamativo.

Vuckic no ha estado fino en La Romareda y espera ser decisivo en su nuevo hogar a partir de la firma de su contrato

Aún no es oficial, y tampoco existen métodos de comprobación marcados, lo cierto de todo es que Vuckic tiene claras sus medidas. No viene de cumplir con las expectativas habituadas, y en la Real Zaragoza esta temporada aún no marca. Tiene buena estatura, es veloz, fuerte y propositivo, pero carga la pólvora mojada que le da como saldo 13 partidos de Liga, 2 de Copa y ni un solo gol.

Un tema preocupante sobre todo por el antecedente más inmediato. Es decir, con el Twente, donde alcanzó a anotar 11 goles en todas las competencias que disputó. De allí llegó con la carta de libertad bajo el brazo y hoy se postula como activo del club. Veremos en qué para esta novela, que de a poco va tomando tintes de ser un tema mucho más de fondo.

Campuzano Sporting