El Sporting es el equipo de Segunda al que más penaltis le han pitado en contra