El Sporting quiere dar “un golpe encima de la mesa”