El Sporting se vuelca con Kike