El temido virus FIFA ataca al RC Celta de Coudet

Una de las piezas importantes del conjunto céltico podría quedar afuera, incluso de los partidos con su selección

El temido virus FIFA ataca de nuevo, y su víctima esta vez es el RC Celta. Aunque las eliminatorias mundialistas no han iniciado su jornada de hoy, ya hay un jugador céltico que podría perderse los encuentros con su selección. Hablamos del peruano Renato Tapia, quien viajó hace unos días hasta el continente sudamericano.

El talentoso mediocampista que ya se encontraba concentrado con sus compañeros de selección preparando el juego ante Chile, sufrió un esgarro en los entrenamientos, y será baja para este y posiblemente para los otros dos compromisos ante Bolivia y Argentina. La noticia ha caído bastante mal para Ricardo Gareca, pero mucho más para Eduardo Coudet.

 virus fifa celta
Renato Tapia cayó lesionado en los entrenamientos con su selección, y se perderá los tres compromisos de Perú.

El entrenador del Celta tendrá que lidiar con esta nueva víctima del virus FIFA

El Chacho Coudet nuevamente tendrá que soportar una lesión de uno de sus jugadores, mientras actuaba con su respectiva selección. Este lamentable episodio no solo afecta al combinado inca, sino al conjunto gallego. A raíz de que la lesión es reciente, aún no se tiene información acerca de la gravedad del traspié físico, ni cuantos días será baja.

Lo más probable, es que además de perderse los tres partidos con la selección Perú, alcance también a estar por fuera de la convocatoria para el duelo ante el Sevilla. El cuerpo técnico del conjunto celtista, se refirió a la situación como algo natural que suele pasar en este tipo de compromisos internacionales.

Una lesión anunciada en el Celta, que se le atribuye al virus de la FIFA

Aunque todo el entorno céltico atribuye esta nueva lesión de uno de sus jugadores, al virus de la FIFA, lo cierto es que no es del todo así. Renato Tapia reconoció que viajo desde España con algunas dolencias en sus gemelos, producto de la sobrecarga física. Y es que el mediocampista fue uno de los que más ha jugado en la plantilla céltica.

El ritmo de competencia que traía el volante inca estaba al limite, y a eso le sumó un largo viaje que terminó con una lesión en los entrenamientos de su selección. Este nuevo traspié se puede atribuir también al corto periodo de vacaciones que tuvo el jugador, con tan solo una semana. Ahora el pivote tendrá que ser paciente, y llevar una recuperación lenta pero segura.

Celta Valencia