El tertuliano guaperas de El Chiringuito que busca novia en Instagram

Reparte likes a todo lo que se me mueve

Si hay un tertuliano guaperas con fama de ligón en El Chiringuito, ese es Pipi Estrada. Un tipo que destaca más por los líos y despistes en los que se ve envuelto que por sus informaciones. Sin embargo, está tan bien relacionado y lleva siempre esa simpatía por bandera que cae bien a la audiencia.

Un tipo como Pipi Estrada, con el historial que tiene, era lógico que también tuviese popularidad en las redes sociales. Sin embargo, sus mecanismos se intuyen al ver los diferentes mensajes. Si son de chicos, le ven como un ídolo, alguien con quien reirse muchísimo. Con las chicas es otro tipo de relación

guaperas chiringuito
Pipi Estrada es un clásico de El Chiringuito

El guaperas de El Chiringuito en acción

A nadie le puede extrañar que vaya por las redes dando like a fotos de chicas jóvenes. Siempre ha sido un torbellino en las relaciones de pareja. De hecho, su ex novia era una conocida actriz de cine para adultos que un día dijo que del mundo de la televisión le gustaba Pipi Estrada. El propio Pipi llamó en directo para ofrecer sus servicios… y acabó en boda.

Seguir al tertuliano guaperas de El Chiringuito en Instagram es un no parar de contenido de todo tipo. Porque Pipi lo graba todo. Es capaz de estar en el médico, o en una fiesta privada. Pero el tío se graba en todo tipo de situaciones. Sus anécdotas, a cual más surrealista, hacen las delicias de sus seguidores.

Futuro incierto de Pipi Estrada en El Chiringuito

A pesar de la enorme popularidad que atesora Pipi Estrada, todo lo que rodea al tertuliano guaperas de El Chiringuito tiene más que ver con la fama de ligón y de fiestas que con su labor como periodista. Hasta la música que ponen cuando entra al plató de Pedrerol provoca risa: “Qué pasará…” de Rafael. Tema que habla de salir por la noche.

Hasta cuando da las informaciones, ese rótulo de “pipíldora”… El caso es que el futuro de este tertuliano está en el aire. En realidad como el de todos, ya que cada verano, en El Chiringuito, suelen darse entradas y salidas de tertulianos. A Pedrerol le gustan los cambios y suelen ser imprevisibles…

última tentación Marina