El timo de las mascarillas chinas es global (Pedro Sánchez respira)

Al parecer los pedidos defectuosos también ha provocado quejas en otros países del mundo

La pandemia es global y afecta a todo el mundo. De la misma manera que se están cometiendo los mismos errores y se están encontrando los mismos problemas en todos los países. Pedro Sánchez puede estar tranquilo porque el ridículo de las mascarillas chinas le ha pasado también a otros muchos países del mundo, de primer nivel como Holanda o Japón.

La situación en España ha sido partidista desde el primer momento. Pocos o muy pocos en la oposición han tendido la mano al Gobierno de España para intentar poner soluciones a la crisis sanitaria. Más bien todo lo contrario, han señalado una y otra vez los errores.

mascarillas chinas

Especial ruido provocó la partida de mascarillas defectuosas que llegaron procedentes de China y que no sirvieron para nada. Miles de millones gastados a lo tonto. La oposición, lejos de defender la dignidad española y atacar a China, despellejó entonces a Pedro Sánchez.

Sin embargo, ahora se ha sabido que Canadá ha querido devolver un millón de mascarillas y que Japón se ha topado con 300.000 mascarillas defectuosas que iba a destinar a mujeres embarazadas. También Holanda o Finlandia han mostrado su malestar.

Pedro Sánchez

Y todas las mascarillas venían de China. Tanto es así que desde Pekín se han tomado medidas y se han ordenado retirar 89 millones de mascarillas en mal estado. Un problema, por tanto, global, del que poco o nada de culpa se puede achacar al Gobierno de España. Pedro Sánchez respira.

Cuéntame Antonio