El truco doméstico para hacer una mascarilla de protección total

Se desata el ingenio ante la falta de recursos para combatir la pandemia

Comenzamos ya la quinta semana de cuarentena y vamos camino de cumplir el primer mes sin salir de casa. La crisis del coronavirus ha cambiado para siempre la forma de afrontar la vida y el talento hace volar el ingenio que todos poseíamos. Así surgen alternativas para combatir el COVID-19, como estos sencillos trucos para crear mascarillas protectoras.

Aunque no seamos expertos en la materia sanitaria, un mes de confinamiento da para aprender lo fundamental. Ya todos controlamos lo que es ser asintomático y lo importante que es proteger a nuestro entorno. Porque las mascarillas, lo que principalmente impiden, que es contagiemos a los demás.

coronavirus

Hay mucha gente sin mascarillas que dice que es joven y no tiene síntomas. El concepto es al revés. Los más jóvenes son los que más opciones tienen de ser asintomáticos y por tanto, portar el virus aunque estén sin síntomas. Son los que más deben proteger a sus mayores.

El problema no es tanto de conciencia como de recursos. No hay suficientes mascarillas para todos. ¿Qué podemos hacer al respecto? Pues un truco muy sencillo y casero, que no requiere más que tener papel albal en casa, todos tenemos, y un fular, un buff o un pañuelo grande.

Coronavirus

Procederemos a doblar el fular o buff de manera que dejemos un hueco para introducir en medio una pieza de papel albal que haga de muro a los patógenos, evitando ninguna gotita tanto de dentro a fuera como viceversa. De esa forma se podrá sostener, por lo que podremos tener acceso a una protección realmente eficaz con dos elementos muy sencillos de encontrar y podemos cambiarlo cada vez que se necesite.

¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
El último escándalo del FC Barcelona antes de ver caer a Bartomeu
Dos fichajes rotundos de la SD Huesca para garantizar la permanencia
El gran fichaje del Real Madrid en las rebajas del Chelsea