El último amistoso deja un apestado de peso en el Real Madrid de Zidane

Nada que hacer, ni los minutos ni el rendimiento le dan el aval a Vinicius para permanecer un año más en Real Madrid

Cerrando los partidos preparatorios se esperaba que Zinedine Zidane tuviera un último acto de misericordia con el que para muchos es la joya del futuro en el equipo merengue. Pero no fue así, Vinicius fue al banco y el entrenador apeló a una táctica ineludible, la de cambiar el sistema para sacarle sin mayores repercusiones ni reproches de los medios.

Aún así vio actividad al minuto 46, dejando como resultado un rendimiento calcado al del último tiempo: simple, sin ideas y muy distraído. Es evidente que la falta de confianza le está pasando la factura al 28 del cuadro blanco y todo indica que la fórmula de la cesión terminará ganando el pulso en medio de la incertidumbre.

Zinedine Zidane

Nada queda de aquel jugador destacado, que de la filial había llegado la temporada anterior para sacar sonrisas con ese desequilibrio, enganche y velocidad por la banda. Ahora, reducido a su mínima expresión, ve como elementos como Brahím Díaz, Isco Alarcón y hasta Rodrygo Goes, recién llegado, le sacan enormes ventajas de cara al siguiente curso.

La opción, ceder a Vinicius una temporada por recomendación del banquillo

Y justamente, LaLiga es la que aparece primera en la pantalla de las prioridades. Getafe, Espanyol y Levante, los más cercanos, pero aún resta por conocer la opinión de Florentino Pérez. La idea es que sume minutos, gane experiencia y retorne mucho más maduro, dejando atrás ese detalle imperdonable en jugadores de primer nivel, la baja efectividad de cara al gol ante tanta opción generada.

Además de todo, su salida puede representar una nueva noticia satisfactoria para el galo, la libertad en el cupo de ficha extracomunitaria que posee Vini, dejando hueco para inscribir a Takefusa Kubo, uno de los que mejor lo ha hecho en la preparación con talento y mucho orden táctico.

Vinicius Jr

Momento crucial y de mucha tensión. Por un lado está el deseo del club en poder disponer del jugador para ofrecer una cesión, y por el otro el mismo protagonista, que en comunión con su representante han dejado en claro que su única intensión es permanecer y ganarse a pulso un cupo en la plantilla inicialista. Por ahora, difícil tarea.

© Copyright 2019 GOL digital ·