El último desafío de Isco Alarcón a Zidane

El Real Madrid estuvo muy cerca de dejarse los tres puntos en el campo de Las Palmas con un juego bastante mediocre, muchos fallos, poca presión y pocos disparos a portería. Isco volvió a ser el primer sacrificado en una jornada en la que la falta de elaboración ofensiva volvió a dejarle sin protagonismo. El enfado del malagueño fue muy grande y no dudó en mostrarlo con gestos como tirando el abrigo o las espinilleras. 

Osasuna Europa