La directiva ha decidido poner pieza por pieza en una lucha titánica y con muy pocos precedentes

Al FC Barcelona no se le había pasado por la mente entrometerse en las peticiones del Real Madrid teniendo en cuenta el mercado actual. Y es que esa premisa data de muchos años atrás, incluso de épocas en donde el fútbol se transmitía a blanco y negro. Ahora, y partiendo de un concepto claro, las necesidades, ambos se han visto envueltos en peticiones por jugadores en común, tal es el caso de Eduardo Camavinga.

Real Madrid fue el primero en fijarse en el interesante mediocampista de contención del equipo galo del Rennes. Pero a medida que ha venido transcurriendo el tiempo, y con las bases que otorgan tener a la mano los informes de su actividad, al cuadro culé se le ha dado por centrar atenciones, y ahora mucho más contando con un arma secreta.

Dembélé con el Barca
Ousmane Dembélé

Esa arma tiene nombre propio, es Ousmane Dembélé. El francés dio sus primeros pasos en el Rennes justamente. Así que buscarán que exista una comunicación entre colegas, haciendo ver por parte del emisor las bondades que tiene pertenecer a un club como el catalán, sumado a la ciudad con su clima y gente.

Camavinga toma la decisión

Si esta estrategia surte efecto deberán poner sobre la mesa de los jefes del club galo, la friolera de 60 millones de euros, más allá que en la capital respiren tranquilos y se encuentren confiados en que ganarán la batalla. Su argumento es simple, han hablado en repetidas ocasiones con el jugador y su representante, y la respuesta siempre ha sido la misma, jugará vestido de blanco.

Pero del dicho al hecho existe mucho trecho, y por tanto han decidido desplegar soldados para ir maniobrando las legalidades del caso. Pues las palabras se las lleva el viento, y como pinta la cosa es mejor asegurar antes de que existan ataques impredecibles. Zidane está confiado en que Camavinga se sume junto a Pogba y juntos puedan armar el nuevo dentro del campo francés.

Camavinga

Y no es el único caso que les reúne de momento, pues como para dar más consistencia a esta pelea, Diego Carlos el defensor del Sevilla es el otro elemento que viene sumando enteros. Ambos han enfilado su artillería a por el que ahora mismo es el defensor más solvente de España, a cambio de 75 kilos. Veremos quién sale a cantar victoria primero, pero lo cierto es que la batalla recién comienza.

Síguenos en google news