El Valencia CF promete a Umar Sadiq lo que el Sevilla no puede

Los valencianos saben que desde lo económico no pueden pelear y han asumido otro rol bastante importante

Umar Sadiq ha sido esta temporada una de las piezas de mayor valoración en el Almería, llegando a ser considerado uno de los mejores delanteros de la competencia no solo por movimientos sino por números. Eso ha llamado la atención del Sevilla, que tentado ha ido directo a cuestionar su salida, un tema al que se quiere sumar el Valencia, aunque en diferente posición.

El nigeriano tiene claro que es el momento de pegar el salto y ya sus aspiraciones están marcadas por llegar a primera división. De manera que no piensa darle más largas al asunto y va a imponer su pensamiento en el mercado. Sevilla podría llegar a las cifras que se estipulan, pero otra cosa piensa el Valencia que asume un rol diferencial prometiendo titularidad, importante para el profesional.

Sevilla Sadiq
El delantero africano podría llegar a primera división, ya que su club no lo logró

Los precios podrían incidir, aunque Umar Sadiq habría elegido al Valencia por encima de las demás propuestas

El mercado de segunda categoría siempre ha sido un punto de efecto en este tipo de clubes. Valencia tiene claro que la crísis va a limitar su capacidad de pago y en tanto puedan ahorrar sin escatimar en su efecto de posicionamiento profesional mucho mejor. Umar Sadiq es un futbolista potente, veloz y con mucho gol. El típico delantero africano, que gana siempre por condiciones la posición.

Hace un tiempo se habló de sus chances, pero todo habría quedado allí ante la elevada aspiración del club en el tema económico. Y basados en su rendimiento no tendría pegas, con 28 goles las últimas temporadas asociadas a dos camisetas, la del Almería y la del Partizán. Llegado hace poco por 6 millones, hoy los medios de valorización lo ponen en el orden de los 30, un precio inasumible por estos días para la gran mayoría.

Una discordia interna que avala la posición del Valencia

A todo esto habrá que sumarle un tema, y es que el jugador habría tenido líos internos en el club y eso habría marcado una tendencia. De no haber control de la situación Umar Sadiq saldría, y es que los enfrentamientos con un compañero al interior del equipo habrían colmado su paciencia. Además, no está nada contento con que le hayan privado dos veces de ir con su selección.

Por el momento se espera una respuesta de una reunión pactada, en la que se va a definir el futuro del mismo. El jugador lucha por encontrar salida, mientras el club pretende imponer su inversión por encima de todo. Este verano tendrá más capítulos de los que la gente pueda imaginar en este tema.

Gayá Valencia