El Valencia ya está en Madrid velando armas para el choque