El Villarreal de Emery no era el problema de Take Kubo

Tremenda frustración viene aflorando la situación del japonés tras lo visto en las últimas jornadas de Liga

Take Kubo ha vuelto a ser noticia por estos días en la escena natural del desarrollo de LaLiga Santander. Su reciente llegada a la entidad azulona del Getafe no ha significado ser una de esas garantías a las que suele acompañar un nombre como el suyo y la expectativa generada. Todo lo contrario, se viene hablando abiertamente de situaciones contrastadas en donde su reflejo parece ir en decadencia.

Un medio que ha cubierto en detalle el desempeño del nipón le ha sido bastante claro al respecto y le ha dejado en pleno manto de duda. Ni él, ni Getafe ni mucho menos Real Madrid están contentos con lo sucedido. No juega, y sus apariciones están limitadas a ser el revulsivo pasado el minuto 90 cuando los partidos están prácticamente definidos.

Getafe Kubo
Getafe no ha podido encontrar espacio a Kubo en su plantilla titular

Complejo panorama que se limita por los movimientos en lugar de Take Kubo en el pasado

Se llegó a creer que era el entorno en Villarreal, y que era Unai Emery el culpable de la situación. Pero queda demostrado que es algo adicional que no han querido emitir desde la oficialización de medios. El futbolista sigue trabajando pero no cuenta tampoco para un Bordalás que tiene el agua al cuello con las derrotas al hilo y sus posibilidades de despedida y descenso.

Necesita jugadores de talento, que sean capaces de ponerle el pecho a la situación y que aporten con generación y gol. Pero nada funciona, Bordalás sigue creyendo en su estructura defensiva férrea, a la que le deposita toda su fe para intentar salir del mal momento en el que está. Ya este tema ha id0o en escala y comienza a preocupar, más si se tiene en cuenta que no se puede re capturar al haber sido cedido en una misma temporada a dos clubes distintos.

Real Madrid está furioso y lanza claras amenazas al Getafe por la situación de una de sus figuras del futuro

Estas no fueron las condiciones que establecieron en el pasado. Kubo llevaba un tiempo importante siendo perseguido por el tercer club de la capital, al punto que han acabado sellando un acuerdo favorable para todas las partes. Pero lo que ha quedado contemplado en el papel no se ve reflejado y ya han dejado expuesta su queja. Kubo fue cedido para jugar, y para ir ganando experiencia no para repetir la amarga historia en Castellón.

Por ahora el único progreso es por lo negativo. El jugador ha perdido confianza y su valorización se va cayendo con el paso de los meses. Una pésima noticia para un Real Madrid que tiene muchas esperanzas sembradas en este futbolista. Jugador que recientemente ha hecho una campaña para la recordación con el Mallorca. Ya veremos qué decisiones toman en la alta cúpula madrileña, siempre teniendo en cuenta que su prioridades el cuidado de las jóvenes promesas.

recambio Casemiro