El Yoyas (Gran Hermano) a la cárcel por maltratar a su ex mujer y a su hijo

Duro castigo al personaje tras haberse evidenciado varios delitos cometidos mientras estaba con su ex pareja

Muchos recuerdan Gran Hermano por la cantidad de momentos especiales que dejó mientras estaba al aire, otros más por los personajes que allí participaron, pero lo cierto es que hoy vuelve a escena para demostrar un tema de horror. El ‘Yoyas’ como es conocido Carlos Navarro, ha sido condenado por un juez a pagar algo menos de 6 años de cárcel por delitos intrafamiliares.

El tema ha sido revelado luego de que la corte en el consejo Penal Número 5 de Las Palmas de Gran Canaria le haya privado de su libertad por todo este tiempo. Los delitos han sido anunciados, y todos tienen que ver con violencia en contra de su ex pareja. Además, también sufrían las consecuencias sus dos hijos, por los cuáles también se han elevado cargos.

Carlos Navarro
Carlos Navarro, el ‘Yoyas’ de Gran Hermano

Los delitos impugnados han sido certeros, inapelables y reprochables desde todo punto de vista

Encargados de impartir justicia han sido muy enfáticos que este tipo de gravámenes no van a ser medidos con el mismo racero que otros. Se trata de un personaje agresivo, que busca hacer daño y que genera muchas progresiones en su contra cada vez. Son en total siete delitos, seis de ellos en contra de su ex esposa y uno en contra de sus hijos.

Bajo el legado de maltrato habitual, Carlos Navarro de 44 años venía agrediendo constantemente a su compañera sentimental. Incluso en un par de ocasiones arremetió en contra de sus hijos que aún son menores de edad. Y hasta incluso se llegó a comprobar que ha dedicado esfuerzos en caer encima de la nueva pareja de la señalada, lo que agrava incluso más su situación.

Las condenas dejan en evidencia la gravedad, a la cárcel irá ‘El Yoyas’ al menos por un tiempo

De todos los señalamientos, el primero que ha saltado ha sido el de dos años de privación de su libertad. Otros dos años y 8 meses imposibilitado de portar armas, y 11 meses de prisión adicional por cada cargo. También se le ha negado por 4 años de la patria potestad sobre sus hijos y hasta incluso ha tenido que incurrir a pagos financieros como indemnización.

Lo primero, por las amenazas deberá pagar 540 euros, además de impedir acercarse al sujeto, el ahora compañero de su ex esposa por 2 años. Otros 360 euros como multa, y lo más importante: 8,000 euros a ella como indemnización y 4,000 a sus hijos. Ha sido todo un escándalo mayúsculo que no ha dejado tiempo a nada. Lo veremos como avanza este tema.

Libérrimos Boom