El conjunto ilicitano considera que es una operación necesaria para la entidad y para mejorar deportivamente

El Elche CF quiere empezar la casa por los cimientos para la próxima temporada y es por ello que ha invertido primero en aligerar peso en la plantilla antes de que diese comienzo la nueva temporada, evitando que estos jugadores formen parte del límite salarial de la nueva campaña. Los elegidos para abandonar el club han sido Provencio, Benja, Lolo Plá, Collantes y Nano Quesada; jugadores que quedan libres en el mercado veraniego.

El conjunto ilicitano tenía una sobrecarga de plantilla importante que ha intentado aligerar con cesiones a lo largo de toda la campaña. Por ejemplo, Provencio salió cedido a la UD Ibiza en el mercado invernal, Collantes ha pasado toda la temporada en el UCAM de Murcia, ambos en el grupo IV de la Segunda B, y Benja se marchó en enero al Hércules CF, aligerando así un poco la carga de la larguísima plantilla del Elche.

Elche CF

Más curioso fue el caso de Lolo Plá, el mediapunta extremeño pasó por dos cesiones distintas a lo largo de la temporada. La primera mitad del curso la pasó cerca de casa, cedido en el Recreativo de Huelva, y la segunda mitad en el Valencia Mestalla. Pero aún queda más, también ha salido del club Nando Quesada, cedido al Atlético Sanluqueño durante la pasada campaña, y quedan pendientes de otros tres futbolistas que también salieron a préstamo como Claudio Mena, Ivan Calero y Primi.

El desembolso total hasta el momento ha sido de más de medio millón de euros. De esos más de 500.000 más de la mitad ha ido para tres jugadores Collantes (125.000), Provencio (190.000) y Benja, con una cantidad cercana a las anteriores, estas han sido inevitables ya que venían acordadas en sus contratos de cesión. Con Lolo Plá si se ha logrado una importante rebaja ya que hubiera tenido que percibir otros 190.000 €, pero el jugador ha aceptado negociar y facilitar su salida.