Elizari gambeteó a todos, pero falló en la definición