@elMundial de fútbol de Brasil 2014, un dolor de cabeza para Rousseff