Eñaut Zubikarai: Una fiabilidad de mucho mérito