“Entrarles por el corazón”

“Me llamaron porque dijeron que querían tener un equipo que jugara bien. Eso fue lo que más me llamó la atención cuando me convocaron”, confió Cocca.

“Si hay algo que no hago es traicionarme buscando vencer de cualquier manera. Y eso lo traigo de mi cuna futbolística que fue River. Allí estuve desde novena a primera y ese club me dejó una mentalidad ganadora, pero con el convencimiento de no hacerlo sin respetar las formas”, apreció.

En ese aspecto Cocca recordó las enseñanzas que le dejaron en las inferiores “Millonarias” verdaderos maestros como “Martín Pando y Federico Vairo. Y también Daniel Passarella, que me dirigió en primera”.

“Y cuando empecé como técnico (en la CAI de Comodoro Rivadavia en la B Nacional y en Godoy Cruz de Mendoza en primera) me tocó ver al Huracán de Angel Cappa, a quien admiro y en el que me fijé mucho, hasta el punto de pedirle que un día me dejara comer con él para que me transmitiera algunos de sus conocimientos”, destacó.

“Pero fue tan generoso Cappa que no hizo solamente eso, sino que me invitó a una mesa en la que estaba, entre otros, César Luis Menotti, y eso fue fantástico. Lo que me nutrí con él. Es que el “Flaco” es un libro abierto”, elogió.

Cocca, que también supo dirigir a Huracán y al Santos Laguna, de México, donde pasó como jugador, aseguró que en las seis temporadas que lleva como entrenador mejoró mucho “en un aspecto en el que reconozco haber cometido errores, como es el manejo de grupos”.

“Aprendí que, aunque es muy difícil, al jugador hay que entrarle por el corazón. Por eso para mi trabajo es fundamental un psicólogo, y por suerte en Defensa y Justicia está Gustavo, que trabaja en la institución desde hace dos años con inferiores y primera y es muy bueno”, resaltó.

“Por eso estoy persuadido que lo más importante es lograr que el jugador sienta que el técnico está para ayudarlo. Es que los vestuarios de ahora son muy distintos a los de antes, los intereses externos de los jugadores cambiaron y las formas de trabajar también”, describió.

Y estos aspectos son los que lo llevan a reconocer que el liderazgo del “Halcón” en la B Nacional “tiene que ver con dos factores fundamentales: la calidad y el compromiso de los jugadores. Y, por supuesto, el buen pie”.

“Hoy Defensa y Justicia tiene una infraestructura como pocos equipos en el fútbol argentino, incluyendo a los de primera división. Quizás por presupuesto y obligación moral no esté tan obligado a ascender como, por ejemplo, Independiente, que es en definitiva el rival a vencer. No tenemos historia, pero podemos hacerla”, argumentó.

“Y personalmente estoy muy metido con esto. Hoy no tengo un objetivo claro de hacia donde quiero que vaya mi carrera, pero obviamente que me gustaría dirigir un equipo importante en algún momento. Por ejemplo lo de Gerardo Martino en Barcelona es espectacular para los argentinos. Y muestra que no hay sueños imposibles”, concluyó.

Télam

¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
Sorpresón en First Dates con el regalazo de Marina a Oriol para conquistarlo
Un lugar para soñar 2: California prepara una encerrona a Mel
Patrimonio y salario de Pedri en el FC Barcelona