Equipo de Investigación neutraliza al ladrón de guante blanco más buscado

Gracias al programa de LaSexta, la policía de Madrid detiene a Lupin

El programa periodístico LaSexta y Antena 3, Equipo de Investigación, ha colaborado con la captura del ladrón cibernético más buscado en España. Se trata de Jordi Arias Fernández, alias Lupin, quien se encontraba reseñado con 8 reclamaciones de los juzgados de Ponferrada, Elche, Guadalajara, Albacete, Cádiz y Madrid.

Aunque el formato periodístico que presenta Glòria Serra, tuvo que ver con el apresamiento de este criminal, fue gracias a una persona anónima quien llamó a la policía. Dicho denunciante afirma que es seguidor de LaSexta y que gracias a Equipo de Investigación, pudo recordar el rostro del estafador, que se encontraba en un bar de Madrid.

equipo investigación ladrón
Jordi Arias Fernández, alias Lupin, era buscado en Ponferrada, Elche, Guadalajara, Albacete, Cádiz y Madrid por los delitos de fraude cibernético.

Una emisión de Equipo de Investigación en 2020, ayudó para dar con la captura del ladrón de guante blanco

El denunciante anónimo y el encargado de avisar a las autoridades de Madrid, acepta que fue gracias a una emisión del programa de LaSexta que pudo recordar el rostro de “Lupin”. Y es que por allá en el 2020, el formato periodístico hizo un reportaje sobre este ciber estafador, el cual referenció su identidad.

Gracias a ello, la persona llamó a la policía de Madrid, que momentos después arribaron al bar donde se encontraba el delincuente. Allí procedieron con su captura, donde le incautaron 12.000 euros en efectivo. Cabe destacar que su alias se le atribuye a Arsenio Lupin, un popular personaje de las novelas del francés Maurice Leblanc.

Antes del reportaje de Equipo de Investigación, al ladrón de guante blanco ya había sido capturado

No es la primera vez que a “Lupin” lo apresan con el brazo de la ley. En 2019, y un año antes del reportaje de Equipo de Investigación, al ciberdelincuente ya lo habían capturado por varios delitos. Entre ellos: falsificación de identidades, porte ilegal de armas, y su actividad predilecta, fraude por internet.

Su modus operandi se basaba en las estafas que hacía en múltiples plataformas donde ofrecía artículos, en su mayoría de tecnología, a muy bajo precio. Allí recibía el dinero de los compradores, y los productos nunca llegaban a su destino. Con esta actividad ilegal percibía cerca de 300.000 euros al mes.

Wyoming Intermedio