Escándalo del Athletic y el Gobierno vasco con enchufados en la final

Investigaciones han arrojado resultados bien concretos, eludiendo responsabilidades de los entes de control general

En las últimas horas se ha desatado un escándalo en medio del cual, se ha previsto la revisión de todo lo sucedido con el desplazamiento de los jugadores enchufados del Athletic hasta Sevilla en la final de la Copa del Rey. Un portavoz del gobierno Vasco, llamado Bingen Zupiría ha eludido la responsabilidad de los desplazamientos y ha dejado al descubierto toda la misma a cargo del club al respecto.

Dicho hecho ha sido abierto tras las preguntas masivas de los familiares de los futbolistas al gobierno Vasco. Se están intentando buscar culpables en medio de una situación que reviste gran enfoque. Por eso las actividades gubernamentales han dicho que desconocen todo acto referente este caso. Los movimientos en estos sucesos se salen de todo margen de acción del estado y sus fases. 

normas Athletic
Los jugadores del Athletic con estrictas normas antes de la final

Sin parar sigue el efecto de los enchufados del Athletic por las normas restrictivas de estos tiempos

Lo que sigue de este hecho es que no se han podido pasar las diferentes pruebas en los controles definidos por la ertzaintza. Por ese motivo se desconoce la responsabilidad atada al estado y se le suma a los mismos protagonistas, además del club en cuestión. Por ello empezó a regir un gran decreto del gobierno de España. Ese no es otra cosa que un confinamiento de las comunidades autónomas en el país.

Por ahora se desconoce cuáles van a ser los resultados de estas acciones; tanto el Athletic como el estado deberán definir los correctivos para los jugadores que se han saltado todos los protocolos. El trabajo recién comienza y aunque la final ya la haya ganado El FC Barcelona,  no existe manera de saltarse las líneas de control que rige en el fútbol y el país mismo.

El repaso deportivo puede seguir teniendo capítulos en esta historia

Ya en el terreno de juego el FC Barcelona ha dejado en claro las distancias que en su momento no fueron suficientes en la final de la Supercopa de España. El 0-4 en el marcador ha sido aplastante, pero el desarrollo fue exactamente igual. Los de Koeman han salido con ferocidad a absorber al rival y desde el arranque le presionaron alto.

En el minuto 60 abrieron la taza, y de ahí en más, 63. 72 y 78 fueron los tiempos elegidos para acabar con la ilusión de los leones. La segunda derrota, en una semana y en la misma competencia pero en dos finales aparte que les han dejado trémulos. Marcelino García Toral ha aceptado con gallardía sus derrotas y afirma querer seguir trabajando para revertirlo.

San Mamés lleno