Escándalo en el Real Madrid pone de los nervios al Atlético de Simeone

Las estadísticas del equipo de Zidane reflejan una cierta tendencia cada vez más lejana a lo que en principio debe ser el club blanco

El Real Madrid está a un paso de ser campeón de la Liga Santander. Los de Zidane aventajan al FC Barcelona en 4 puntos cuando restan tan solo cuatro jornadas por disputarse. Una distancia que jamás se ha remontado en la historia de la Liga a falta de 4 partidos para el final. Por tanto, si no pasa nada paranormal, los de Zidane serán campeones.

Pero que el arbusto no nos impidan ver el bosque. Han sido muchos los factores que han influido para que el Real Madrid esté a estas alturas líder. Y seguramente la más importante haya sido la irregularidad de un FC Barcelona que ha dejado escapar puntos en partidos muy asequibles.

Zidane y Simeone
Simeone y Zidane entrenadores de Atlético y Real Madrid

Zidane cada vez es más Simeone

Los aficionados más exigentes del Real Madrid no están muy contentos con el juego exhibido. Es más, en los últimos tres partidos, en los que los de Zidane han sellado el liderato gracias sobre todo a los dos pinchazos del FC Barcelona, el Real Madrid tan solo ha sido capaz de ganar 1-0.

Mayor gravedad cobra la estadística si añadimos que en dos de esos tres triunfos, el gol llegó de penalti en el tramo final. Lo que demuestra que en juego, el conjunto de Zidane, a día de hoy, no está ni mucho menos para tirar cohetes. Y eso cabrea de lo lindo a Simeone.

Hasta en los cambios empieza a notarse la ansiedad. Por ejemplo, en el último triunfo de este domingo en San Mamés, Luka Jovic entró en el minuto 93 con la única misión de ganar tiempo. Algo que el Real Madrid en los últimos años siempre ha echado en cara a Simeone y al Atlético.

Atlético
Simeone entrenador del Atlético

El Real Madrid muy lejos del nivel exigido

Es cierto que nadie pone en duda la justicia de los resultados. El Real Madrid ha sabido hacer su partido y ha obtenido el premio del triunfo, sin brillantez, pero con un sistema defensivo impasible y un Courtois que será el Zamora si no pasa nada extraño.

Pero a un equipo como el Real Madrid hay que pedirle mucho más para estar satisfechos. Deben jugar bien, marcar goles, hacer gala de lo que son, uno de los mejores equipos del mundo. Pero sus jugadores franquicia no están muy allá. Desde Cristiano Ronaldo no existe un líder que asuma ese papel.

Dani Carvajal