Escándalo en la Fórmula 1 tras filtración rotunda en McLaren

El que fuera líder y gran desarrollador de la estructura recibirá un motín cuantioso por su salida

Sin duda alguna, Ron Dennis es uno de los personajes más carismáticos e históricos de todos los que han habitado el paddock de la Fórmula 1, viejo conocido y muy valedor del talento que ya ostentaba el legendario Ayrton Senna, decidió traerlo a McLaren en 1988 gracias a la relación que había construido con Honda. El resto es historia.

Sin embargo, y después de todos los títulos logrados con el brasileño y su fantástica asociación con los nipones, McLaren consiguió pocos campeonatos mundiales, gran parte destinados a Ferrari con Michael Schumacher y después con Vettel y Red Bull. Por lo que, tras su fiasco retorno con Honda durante 2015 hasta 2017, Ron Dennis puso fin a más de 40 años al frente.

El británico se queda ya sin ninguna participación de la escudería

Así, en verano de 2017, dejó la puerta cerrada su exitosa etapa en Woking y lo hizo, además de con un palmares alcance de pocos en la F1 con 17 títulos Mundiales y 158 victorias, con un suculento finiquito tras la venta de su paquete accionarial. Donde ahora, el británico ha ha recibido un último pago de 40 millones de euros.

De esta forma, McLaren pagó inicialmente 242 millones de libras a Dennis en 2017 nada más iniciar su proceso de salida del equipo. A finales de aquel año le pagaron otros 75 millones y el resto lo ingresaron en 2019. En total, más de 300 millones de dólares como finiquito para el que fuera jefe del equipo.

Como él mismo confirmaba, el ejecutivo se queda sin ninguna participación en el Grupo McLaren, una empresa que actualmente está controlada por Mumtalakat, un fondo soberano de Bahrein, propietario de un 57,7%. TAG Group controla el 14,7%, el magnate Michael Latifi, el 10% y el resto queda en manos de inversores minoritarios.

Dennis convirtió a McLaren en el segundo equipo más laureado

Dennis, por su parte, no oculta que su vida ahora es mucho menos ajeteadra que antes. “El 1 junio de 2017 vendí todas mis acciones en todas mis compañías. Ahora me dedico a la filantropía y no criticaré a nadie”, aseguró el veterano gestor, de 72 años, durante una reciente entrevista.

Desde su llegada a la dirección en 1981, Dennis lideró el espectacular crecimiento de la escudería de Woking, que tocó la cima con los éxitos de Niki Lauda (1984), Alain Prost (1985, 1986, 1989), Ayrton Senna (1988, 1990, 1991), Mika Hakkinen (1998, 1999) y Lewis Hamilton (2008). De este modo, McLaren se convirtió en el segundo equipo más laureado de la historia de la F1, sólo por detrás de Ferrari.

Fernando Alonso