El alcalde de Madrid se defiende como puede de los reveladores datos

En los últimos días se han vanagloriado tanto el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida como la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, del enorme hospital de campaña habilitado en IFEMA con más de 3000 camas en un tiempo récord. Sin embargo, en el programa Espejo Público se ha sometido al alcalde a un concienzudo examen.

Porque en estos días que hay sobredosis de información al respecto, resulta extraño que no se hayan comentado casi en ningún medio, las condiciones en las que se han visto envueltos los sanitarios que forman parte del amplio equipo del macro hospital de campaña.

Almeida y Ayuso

Hasta que han salido enfermaras y demás personal quejándose de las condiciones inhumanas en las que se encuentran. “Hemos tenido que trabaja con un termómetro para cada 50 pacientes”, argumentaba una. Pero no es el único fallo.

Están desprovistos de material sanitario, faltan EPIs, no tienen protección suficiente y para colmo los sindicatos han denunciado que este pasado fin de semana se han encontrado trabajadores hacinados en un espacio reducido que imposibilitaba guardar distancia de seguridad.

Susanna Griso

Todos esos datos se los ha traslado Susanna Griso a Almeida en Espejo Público, momento en el que el alcalde se ha tenido que defender desviando la atención hacia la crisis económica que se viene encima y que según el dirigente ya es una realidad en Madrid.