Evolución significativa del Renault Mégane lo convierten en la alternativa más eficiente

La marca del rombo mejora su característico Renault Mégane con una concepción totalmente nueva de su motor

El nuevo Renault Mégane ha llegado para quedarse. Lo hace con una evolución significativa del resto que han ido manteniendo a lo largo del tiempo, lo que muestra la gran consideración de este histórico modelo de la marca del rombo. Ahora se muestra como la gran alternativa para un coche de segmento C.

Las mejoras introducidas en el año modelo 2020 del Renault Mégane se centran, sobre todo, en el equipamiento y las motorizaciones, además de ligeros retoques estéticos. Entre sus novedades, destaca especialmente el nuevo motor 1.3 que en el caso de la unidad llega hasta los 140 CV con una respuesta muy agradable.

El nuevo Renault Mégane destaca por su motor 1.3 que llega hasta los 140 CV

Este motor, de concepción totalmente nueva, destaca por sus prestaciones y también por su eficacia, además de por su suavidad. Por todas estas cualidades, este 1.3 TCe de gasolina es uno de los mejores de su categoría. Además, por sus prestaciones, consumos, facilidad de uso y relación precio/producto, este Renault Mégane 1.3 de 140 CV es uno de los más recomendables.

En el frontal los cambios están en el nuevo formato de la parrilla y del faldón delantero, con unos nuevos antiniebla y unas entradas de aire que le dan un toque más sport al Mégane, y eso que el color de esta unidad es uno de los más característicos de la marca francesa.

En el lateral no hay cambios evidentes en este Renault Mégane tampoco en la parte trasera, donde sólo el parachoques y cambian de forma y también la iluminación, pero sólo en lo que respecta al aspecto y distribución de los grupos luminosos, pero la forma exterior es la misma.

Renault Mégane
Este Renault Mégane es el modelo más favorecedor de las diferentes evoluciones del modelo

Un mejor comportamiento y tacto de conducción

Por su parte, el Renault Mégane mide 4,62 metros de largo, cuarenta más que el Captur, y también es ligeramente más ancho, pero donde más vamos a notar la diferencia es en la altura, porque es doce centímetros más bajo. Y eso se traduce en un comportamiento y prestaciones diferentes.

Una de las grandes novedades en este lavado de cara del Mégane está en el nuevo motor 1.3 de 4 cilindros y turbo que rinde 140 CV y una buena cifra de par. Como tal, y siendo un aspecto que lo define muy bien, es que tiene un tacto que se presta como muy bueno y agradable para la conducción. El cual se nota lleno de par desde bajas vueltas, no suena, no vibra y empuja con decisión.

Alonso Bahrein