Exclusiva suicida en El Chiringuito pone al Atlético a machete con Eduardo Inda

El director de Okdiario llegó a su sofá rojo dispuesto a incendiar el plató de Mega

Eduardo Inda acostumbra a decir barbaridades desde el sofá rojo de El Chiringuito. Cada lunes, el director de Okdiario llega al plató dispuesto a soltar sus habituales exclusindas que siempre dejan muchos ofendiditos. A Pedrerol ese salseo le encanta porque dinamita las redes sociales y hasta le da para sus editoriales de Jugones.

Y es que todos estos líos disparan la audiencia de El Chiringuito. Pero también aumenta la polémica en redes sociales, sobre todo con aficionados de los equipos implicados. En esta ocasión, Eduardo Inda trató dos temas más que molestos para el Real Madrid, con el Atlético protagonista, para desgracia de su afición.

Isco Real Madrid
El mediocampista gallego acelera su salida del Real Madrid

Eduardo Inda incendia el Atlético

Según el director de Okdiario, Isco se ha ofrecido al Atlético de Madrid. El malagueño está convencido de poder recuperar su nivel y no está por la labor de abandonar Madrid, donde es feliz junto a su pareja Sara Sálamo. Simeone lo ha querido muchas veces, aunque ahora la situación es algo diferente.

Primero porque Isco no está participando y su nivel está lejos del que mostró años anteriores. Y segundo porque el centro del campo del Atlético ahora está plagado de cracks con Rodrigo de Paul, Marcos Llorente, Koke o Lemar. Los aficionados del Atlético en redes sociales han estallado con la noticia.

En el Real Madrid tampoco se fían

Sin embargo, lo curioso del caso, y seguramente lo que más gusta a Pedrerol, es que no son los atléticos los únicos molestos. En el propio Real Madrid, donde prácticamente nadie quiere la continuidad de Isco Alarcón, también han reaccionado con malestar a la exclusiva de Eduardo Inda.

Porque ya saben lo que suele pasar con ex jugadores del Real Madrid o FC Barcelona que, aparentemente, ya no tienen nivel. Si se van al Atlético muchos se levantan. No hay más que ver a un Marcos Llorente que apenas jugaba en el Madrid. O un Luis Suárez al que querían jubilar en el Barça.

Álex Fernández Mallorca