El Betis piensa en Abelardo como relevo de un sentenciado Quique Setién

El Real Betis se la volvió a pegar contra uno de los equipos de la parte baja de la clasificación. Salió escaldado frente a un Levante UD que se jugaba la permanencia y fue mucho más intenso desde el inicio. El resultado final (4-0) refleja la dimensión del ridículo bético.

Tras la derrota la afición se ha hecho notar. La presión social es brutal y la junta directiva se ha reunido con carácter de urgencia para tomar una decisión. En un comunicado emitido este viernes, la directiva del Real Betis ha decidido ratificar a Quique Setién.

Abelardo

Da la sensación de que se trata de una bomba de humo. Con cuatro jornadas para la conclusión del campeonato tiene ya poco sentido prescindir del entrenador. Pero todo apunta a que en junio será revelado de su cargo. Llegará el turno de Abelardo.

Un entrenador a la medida

Quique Setién ha devuelto la ilusión al Betis, pero la falta de pegada unida al criterio único en el juego, ha ido desgastando al equipo hasta hundirlo. Por eso se necesita un entrenador que sin renunciar al fútbol vistoso que pide el Villamarín, se ponga el carácter que le falta a día de hoy al equipo.

El mejor colocado es Abelardo, que jugó muchos años en el FC Barcelona y reúne esa filosofía con todo lo aprendido en el Sporting y Deportivo Alavés, donde ha logrado los objetivos siempre desde una solidez defensiva y líneas juntas.

Betis

Abelardo seguramente rompería la línea de tres centrales, apostando por un 4-4-2 clásico que en el Betis podría convertirse en 4-2-3-1 si Canales jugase por detrás de un delantero. Sidnei y Feddal perderían protagonismo y algunos de los jugadores cedidos podrían regresar.

Takashi Inui volvería a Heliópolis

Si duda alguna, uno de los favorecidos por este cambio de rumbo en el Betis, podría ser un Takashi Inui que en el 4-4-2 recuperaría todo su potencial para bien del Betis. El japonés formaría una banda letal con Junior Firpo doblando constantemente.

Willian Carvalho formaría un doble pivote de mucho nivel con Giovani Lo Celso y Tello subiría al centro del campo pugnando con Joaquín por una plaza en la banda derecha, o con Inui por la izquierda. Lo bueno de este sistema es que la plantilla casi no necesita retoques.

Simplemente hace falta un delantero de nivel y con una relación buena con el gol. Jaime Mata es uno de los que suenan más, pero Abelardo podría recuperar para la causa a Borja Bastón o Calleri, que tan buen resultado están ofreciendo en el Alavés.