Fábregas aceptó rebajar su sueldo para darle una lección “moral” a los directivos del FC Barcelona

El Atlético de Madrid vivió momentos de tensión durante las negociaciones que mantuvo con el Chelsea FC para cerrar el fichaje de Diego Costa. El club sabía que la operación no sería fácil por la postura adoptada por el jugador, que se declaró en rebeldía desde un primer momento. Por ello, decidieron tocar otra pieza “blue” para rebajar las pretensiones londinenses, pero dicha estratégica no funcionó. 

Fabregas / Agencias

Concretamente, el Atlético intentó negociar el fichaje de Cesc Fábregas como muestra de que podían descartar a Costa, dejando al jugador en el Chelsea sin que éste estuviese dispuesto a volver a vestir dicha camiseta. El Chelsea impidió cualquier acuerdo por el mediapunta español, provocando que ambos clubes acabasen obligados a llegar a un acuerdo.

Atlético Ocampos