Fans de Resident Evil 3 explotan por falta de elemento clásico en remake

El videojuego de la icónica saga vive sus primeros días de lanzamiento

Resident Evil 3 Remake tuvo su entrada triunfal el 3 de abril de 2020 cuando fue lanzado de manera mundial para Windows, PlayStation 4 y Xbox One, siendo un remasterizado de la entrega de 1999 cuyos protagonistas son Jill Valentine, Carlos Oliveira y el antagonista Nemesis. Esta reciente entrega adiciona un nuevo modo de juego online llamado Resident Evil: Resistance, siendo la gran novedad.

Con su salida hace cinco días, el juego ha dejado grandes sensaciones en varios usuarios del mundo y sobretodo en los nostálgicos que han vivido las entregas clásicas desde 1996 cuando vio la luz Resident Evil para la PlayStation y pudieron ahora revivir la primera parte de la historia en consolas de generación más avanzada.

Resident Evil 3 Remake. Foto: Capcom

Resident Evil fue la primera entrega en ser masterizada en 2002 y luego pasó a la séptima generación en una versión en HD para PS3, PS4, Xbox 360, Xbox One y Windows, luego llegó la ocasión para que Resident Evil 2 tuviera un nuevo aire y en 2019 fue lanzado su remaster, el cual fue muy aclamado favorablemente por la crítica debido a la jugabilidad y sobretodo por la fidelidad que tuvieron al título original.

Sin duda, este aspecto es el que ha abierto una gran polémica hacía Resident Evil Remake 3 y es que algunos fans están demasiado indignados por el outfit que presenta Jill Valentine en su modo classic, asegurando que no es el verdadero del juego de 1999. En primera instancia, Capcom lanzó un anuncio donde aseguraba que en preventa, jugadores del mundo podrían obtener el Jill Valentine Classic Outfit y el peinado clásico de Carlos Oliveira.

Pues bien, algunos fans denunciaron en redes sociales que habrían sido víctimas de publicidad engañosa ya que la vestimenta original de Jill era con una falda y no con un short, que fue finalmente lo que recibieron. Otros por su parte no le prestaron atención a este detalle que de todos modos no impacta en la jugabilidad, incluso publicaron pantallazos de la comunicación de Capcom, la cual es clara en que los trajes son inspirados en los originales.

Por ahora, el debate sigue abierto y hay todavía fans que no se pueden creer lo que le hicieron a la falda de Jill, pero lo que es claro es que la censura en los videojuegos sigue ganando terreno y por motivos totalmente válidos es que tuvieron que poner el short en vez de la falda a la protagonista, todo seguramente con el fin de evitar lo que sucedía en Resident Evil 4 con Ashley Graham quien tenía una prenda parecida y cuando subía escaleras se podía ver su ropa interior desde abajo usando un arma con mira de largo alcance.

Temas:
¿Quieres compartir esta noticia?
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on telegram