Favoritismos extremos en Supervivientes vaticinan fracaso de Rocío Flores

El programa de supervivencia no ha estado exento de polémica durante sus 20 años de historia

Uno de los programas más duros de la televisión sin duda es Supervivientes. Y es que el espacio presentado por Jorge Javier Vázquez sigue su andadura después de más de dos meses de emisión. Miles son las personas que siguen cada día la vida de los famosos concursantes en la isla. No son pocas las polémicas que surgen durante su estancia en las playas de Honduras, como se puede ver en los programas diarios y en las galas.

Pero no por todo este éxito, el programa no ha sido tachado en varias ocasiones de tener un trato a favor de algunos concursantes. Incluso de manipularlos en algún momento para sacar el beneficio que ellos quieren. Una de las polémicas de este año, es el supuesto favoritismo que tienen desde la organización de Supervivientes hacia Rocío Flores. La joven parece que está siendo tratada para que la audiencia la lleve a ganar el concurso. La audiencia o el propio programa como afirman muchos.

Supervivientes

Y es que durante su historia, y ya se remonta al año 2000, el programa ha estado en multitud de ocasiones en el ojo del huracán. Otro de los hechos que saltó en Twitter como una bomba, fue la expulsión de Ferre. El joven parecía tener todo el apoyo del público, pero en un cara a cara con Hugo Sierra perdió la partida.

Esto no pareció nada bien al público, que comenzaron a tachar a Supervivientes una vez más de tongo. Pero esto no es la primera vez que ocurre. En el año 2009 Matías, que procedía de Gran Hermano, acusó a Supervivientes de manipulación en las votaciones finales. En ese momento la ganadora fue Maite Zúñiga, muy querida por el público pero poco polémica para ganar.

Supervivientes

Algo que también ocurrió años después con Rosa Benito, que desde un principio se veía ganadora y terminó ocurriendo. O con Isa Pantoja, que no corrió la misma suerte pero que recibió uno de los mejores tratos por parte de la organización del programa. Esperemos que todo esto no le haga perder audiencia a un programa que ha decidido seguir su camino, a pesar del estado de alarma.

Cuéntame Antonio