Las directrices del Barça para convertir a Ansu Fati en el nuevo Messi

La plantilla del FC Barcelona abrasa y protege a Ansu Fati, la renovada versión de Messi que despierta enorme esperanza

Tras unas semanas pasadas por la frustración y la incertidumbre del mal comienzo, el equipo de Ernesto Valverde parece tomar un segundo aire, ganado con solvencia al último campeón de la Copa y resurgiendo en base a gratas sorpresas. Una de ellas es Ansu Fati, que es considerado desde ya por muchos, como la versión naciente de Messi en la plantilla culé.

Pero tan solo tiene 16 años, y si bien es cierto vive un momento dulce, el llamado en general es a tomar calma, pues la carrera de un futbolista está marcada por muchos más elementos que los que se exhiben dentro del terreno de juego. Por ello, Clément Lenglet atendió a los medios y explicó un poco, cuál es el plan de acción con este joven talento africano.

Ansu Fati

El francés llamó a la calma, y ha dicho que los tiene maravillados. Al tratarse de alguien joven es importante que tome confianza y que aproveche los minutos, algo que a percepción personal ha manifestado que lo viene haciendo demasiado bien. También argumentó que los más grandes le hablan a diario, quieren que moldee su personalidad para que cuanto antes entre en lo que es ser un profesional a carta cabal.

Lenglet tuvo un momento para resaltar otra sorpresa

Sin embargo, esa no es la única buena noticia que ha recibido el club en este juego. Más allá del triunfo holgado, la irrupción dorada del guineano y el andamiaje en líneas generales del equipo, la presencia de Luis Suárez tras el parón es algo que Lenglet ha resaltado en letras mayúsculas.

Tener de regreso a alguien como el uruguayo es una prenda de garantía. Tan pronto ingresó se reportó con gol, y minutos más tardes certificó porqué sigue siendo uno de los jugadores con más cartel de Europa. Insertó el quinto en la cuenta del equipo y limpió el camino que ya habían abonado el mencionado Fati, De Jong y Gerard Piqué.

Lenglet

Por eso, no ha dudado en sentenciar algo, y es que la mejor versión de Suárez está por venir. La certeza es tal que lo dice con propiedad, y más sabiendo que el pistolero habría pasado por una situación compleja, luego de su lesión y de sentir la rabia interna que un profesional siente al no poder estar presente. Si es por sensaciones, en el Barça se manejan las mejores, y si le sumamos que Messi se encuentra en la recta final de su recuperación, mucho más.

© Copyright 2019 GOL digital ·